Páginas

"DIME QUE CLASE DE CIUDADANO (A) ERES Y TE DIRÉ EN QUE SOCIEDAD VIVES"

Translate

Virtudes sociales perdidas que imploran ser rescatadas por la sociedad en general

Atención!!!  DE MUCHA UTILIDAD NACIONAL!!!

Aunque lo veas extendido su valor es inmensurable para nuestros conocimientos, las relaciones sociales, familiares, y la educación de las generaciones presente, futuras. 

DEDÍCALE UN TIEMPO SERÁ POSITIVO PARA TI, LOS TUYOS, LOS QUE TE RODEAN.

Usuarios de esta red social, personas, autoridades competentes, lector (a), juntos podemos recomponer nuestra distorsionada, confundida, mal encaminada sociedad, con un llamado hacia nosotros mismos, a nuestras familias, como padres, madres, abuelos, tíos, hermanos, tutores, amigos, formadores, etc. 

Observando, asumiendo la situación moral, ética, cívica, de nuestros actos al relacionarnos y asumir nuestros roles sociales, y como los ejemplos incorrectos están arrastrando hacia los conflictos, males sociales a nuestros hijos, niños, jóvenes, por lo que es de urgencia nacional asumir una educación generalizada, permanente, orientativa, asesorativa, entendiendo todos (as), que es la forma más viable, segura, estratégica de lograr que la República Dominicana, avance en su desarrollo, como ciudadanos civilizados, saliendo del estancamiento que nos tiene un sistema de atrasos que nos mantienen como nación en vía de desarrollo.

Que nos hacen estar estancados, retrocediendo en los comportamientos morales, éticos, cívicos, impidiéndonos ser cada vez mejores como familias, sociedad.

Si contamos con una educación generalizada, orientada a ser mejores ciudadanos (a), entonces por la formaciones que recibiríamos nos colocaríamos en el accionar social de las buenas costumbres, principios, disciplinas, respetando las normas, contribuyendo con el progreso, el desarrollo, y a la vez nos colocaríamos en los altos índices de seguridad ciudadana, armonías, bienestar, solidaridad, humildad, honestidad, y sobre todo volver a la felicidad familiar que emanan de las buenas relaciones humanas al ser una sociedad civilizada por la educación que adquieren sus ciudadanos.

En Reflexión a lo expuesto, alguna vez te has hecho estas preguntas

¿Porque como sociedad estamos viviendo tantos conflictos, males sociales que nos afectan a todos?
¿Quiénes lo han permitido, los mayores, que educamos en la actualidad o el sistema de educación, las clases políticas que nos dirigen o un sistema impuesto para las descomposiciones morales, éticas, cívicas?
¿Somos los adultos, los jefes de familias que cuenta con más y menos de 50 años los cómplices, los participantes de estas distorsiones, deformaciones que mal encamina la educación, los ejemplos morales, éticos, cívicos, que nos tiene a todos en general, asumiendo lo inmoral como si fuera moral (lo incorrecto como correcto)?
¿Por qué con tantas décadas de democracia, tantos gobiernos que han asumido deuda externa que no sabemos cuándo, ni como pagar, no nos han garantizado como una nación de pocos millones de habitantes, tan siquiera una de las necesidades básicas, de las 5 prioridades fundamentales (vivienda, salud, educación, empleo, comida) para ser una sociedad aceptadamente con condiciones sociales para vivir, como trabajadores?

Me pregunto yo como escritor preocupado de los comportamientos, actitudes, ejemplos MORALES, ÉTICOS, CÍVICOS, de mi PAÍS, que tan afectados y mal encaminados esta. 

No será que hemos fallado para adaptarnos a las tecnologías, las facilidades comunicativas modernas, o será que como adultos, mayores en general, que muchos hemos dirigidos y otros estamos dirigiendo los estamentos, las instituciones, los organismos que componen el funcionamiento, estructura de la REPÚBLICA DOMINICANA, estamos fallando al asumir las responsabilidades sociales de cuidar, velar por el buen funcionamiento de las relaciones, los ejemplos ciudadanos, la seguridad, la prevención, la educación, la formación correcta de las generaciones que nos están sustituyendo, que en la actualidad cuentan con más y menos de los 40 años,  y que paso con el papel que le toco desempeñar a la sociedad en general, la cual observa, comunica, critica, cuestiona, resaltando lo bueno y malo, de todos los sucesos sociales que comente a diario sus ciudadanos de  todo el territorio nacional, que paso con la prioridad de las cosas positivas, la veracidad, la equidad de los justo y necesario.

O no será que hemos sido, o hemos dejado que nos manipulen, unas que otras potencias mundiales, en complicidad con unos que otros gobernantes, dirigentes nacionales, los cuales les convienen las anarquías institucionales, las ignorancias colectivas, donde estamos mezclados, imponiéndose el sistemas de poder político, que nos hacen ser víctimas, como a la vez participantes de todos estos conflictos, males sociales, que se manifiestan en la miserias, pobrezas, las consecuencias que arrastran que nos corrompen, sustentadas por el clientelismo, la dádiva, que no nos dejan pensar más que en nuestro propios beneficios, dejando a un lado el futuro social de nuestros hijos, nietos, niños, jóvenes de todo nuestro país. 

Esto nos conlleva a la urgencia nacional de saber dejar todo atrás y unirse sin resentimientos para readquirir nuevamente una sociedad educada, con principios, costumbres, disciplinas, normas que nos ofrecen los valores morales, la ética, la cívica.

DESPERTEMOS!!!

Reflexionando individualmente para tomar nuestras propias decisiones en decidir por una y por todas, con lo mucho o poco, transformar este sistema ineficiente que nos está llevando como sociedad al imperio predominante de lo inmoral (la maldad), la corrupción (lo anti-ético), es de vital importancia que nuestras acciones, actitudes, ejemplos hacia los más jóvenes sean correctos, visualizando su rol que desempeñan, desempeñaran como estudiantes, profesionales, padres, madres, empresarios, dirigentes, políticos, deportistas, militares etc. 

Pues son las generaciones que nos están sustituyendo, por lo tanto nos hacemos las siguientes preguntas; si a un niño, a un joven, a un estudiante, a un ciudadano (a), nunca se le ha educado, enseñado, inculcado, orientado, asesorado, en LOS VALORES MORALES, los principios éticos, los valores cívicos, de qué manera podrían actuar basado en una educación de respeto?
¿Cómo podrían discernir, saber diferencial entre el bien y el mal, de lo correcto a lo incorrecto, de lo justo a lo injusto, en las diferentes circunstancias, decisiones, hechos, que se les presentan en sus vidas, donde les toca decidir por sí solos?
¿Cómo pueden sentir orgullo por su bandera, su himno, sus leyes, sus calles, sus entornos, su ecosistema, los bienes de su comunidad?
¿Cómo pueden saber el significado de ser ciudadanos orgullosos de pertenecer a su país, de contar con una familia?

Son reflexiones que no deberían ser pasadas por alto!!!

Ya que cada uno de nosotros debemos unirnos para exigir, ser parte de una correcta educación nacional MORAL, ÉTICA, CÍVICA, entendiendo el papel que juega la ética en todos los procesos de nuestros quehaceres personales, familiares, laborales, que conllevan a sociabilizarnos para subsistir. 

LOS VALORES MORALES ES LA MADRE FILOSÓFICA de toda ciencia reguladora de los comportamientos correctos del hombre y la mujer, relacionándose en sociedad, deben ser fomentándos por las familias, reforzados por los centros de estudios, generalizados por la sociedad,  a través de las NORMAS MORALES siguientes; 
La humildad, la piedad, la bondad, el respeto, la honestidad, la honradez, el honor, la dignidad, la solidaridad, la generosidad, la libertad, la responsabilidad, la puntualidad, la identidad propia, la autoestima, la nobleza, la valentía, la integridad, la laboriosidad, el amor, la tolerancia, la justicia, la paz, la lealtad, la perseverancia, la felicidad, el amor, la prudencia, entre otras cualidades que nos hacen ser mejores personas, desprendiendo sensibilidades humanas.

Y es en la perfección como personas relacionándonos donde entra LA ÉTICA, como parte de la filosofía que estudia, perfecciona LAS NORMAS MORALES, en todas nuestras actitudes, comportamientos, ejemplos, proceder personal, familiar, social, laboral, ejerciendo nuestros roles sociales con dignidad, justicia, capacidad, son precisamente todas estas normas, costumbres, principios, disciplinas, las que han sido excluidas de nuestra educación familiar, escolar, social, por décadas.

Y son precisamente las únicas virtudes, cualidades, que al adquirirlas como sociedad, pueden contrarrestar, hasta transformar los actos de corrupción, en principios, las acciones de inmoralidad, en dignidad, los hechos anti éticos, en éticos, las actitudes antipatrioticas, antinacionalista, en acciones cívicas ciudadanas, pues es un deber, un 
derecho, en una sociedad en estado de derecho (democrática) como es la nuestra.

Cuando estas virtudes, cualidades, estén fortalecidas en nuestra cultura social, será fácil identificar y actual en las normas, principios, costumbres, disciplinas, imprescindibles para la armonía, bienestar de cada ciudadano, asumidas por los tres pilares de la formación, educacion, del ciudadano (a), que so las familias, centros de estudios, sociedad en general.

Como sociedad, familia, estado, gobierno, debemos de aportar unidos las siguientes virtudes ciudadanas a través de programas, proyectos eficientes, estratégicos, basado principalmente en la orientaciones, asesoramientos a la población en general, junto a la materia MORAL Y CÍVICA como básica fundamental, impartida con vocación de servicio a los estudiantes de primaria, bachilleres, universitarios, los cuales deben de saber que;

1)   La Familia: Es el principal núcleo social, de su educación hacia sus dependientes es que depende la formación sana con sentido del bien común, las costumbres, los principios, las disciplinas, normas que nos catalogan ante la opinión pública como sociedad moral, inmoral, corrupta, solidaria, violenta, feliz, digna etc. Pues como hombres y mujeres con sentido del raciocinio humano, somos un reflejo de lo que adsorbemos en las enseñanzas, formaciones del hogar, escolar, social, hacia el desarrollo de la conciencia para ser adultos.
2)    La educación: Es principal instrumento a través del cual la sociedad procura formar ciudadanos dignos y capaces, enfocándolos a una formación personal de lo idóneo para su normal desenvolvimiento con las exigencias sociales, así como para las futuras generaciones.  
3)     El bien común: es de vital prioridad asumirlo para mejorar, mantener  todas las buenas  relaciones sociales,  ya que cuando no tenemos sentido común es fácil como sociedad caer en conflictos y males sociales, por las indiferencias que vamos demostrando hacia los demás. 
4)    La Vocación de servicio: Es una actitud positiva que demostramos al trascender (ir más allá) cuando ejercemos nuestras funciones laborales, profesionales, o de cualquier naturaleza de servicios, no es una capacidad que pueda ser adquirida tras un aprendizaje, es imposible provocarla, cuando en lo que hacemos no sentimos la vocación de servicios, provoca las ineficiencias, las incapacidades en las funciones y responsabilidades que estamos realizando.
5)     La Conciencia individual: Al conocernos internamente, externamente, reflexionaremos sobre el bien y el mal, logrando estar en pleno uso de nuestras facultades personales, sociales, laborales, sin ser parte de la ignorancia que crean el desconocimiento y las influencias.
6)    El Prójimo: Como integrantes de la sociedad, nos relacionamos en familia, con los amigos, con los allegados, y así nos sociabilizamos con conocidos o no, en entornos en común, y es donde debemos ser solidarios con los demás,  tratando al otro como si fuera uno mismo, pues somos todos humanos.
7)    La Reflexión: Es la virtud que nos hace detenernos para pensar, logrando transformar algún hecho que vamos cometiendo indebidamente al participar en algo que determinamos incorrecto, si no reflexionamos nos sería difícil poder tomar sabiamente nuestras decisiones.
8)    La Confianza: Es el convencimiento de que somos capaces de realizar con éxitos una misión, una tarea propia o en función a los quehaceres, es la confianza en nosotros mismos que nos hacen considerarnos personas capaces para asumir desafíos de interés personal, social, intelectual.
9)    El Estudio: Cuando le dedicamos tiempo a diario a la lectura, a la información, a la educación continua, nos desarrolla, nos actualiza los conocimientos intelectuales, humanos, sociales, para estar al tanto de la realidad, visualizando acontecimientos. Nos da la virtud de sentirnos útiles y serviciales con sentido de competitividad.
10)   La coherencia: Es la virtud de relación lógica entre la forma de pensar y nuestra forma de actuar, nos hace mantener las buenas relaciones entre unas cosas con otras, en una actitud consciente para saber distinguir entre lo importante y lo urgente.
11)   La formación personal: Es la virtud del estudio continuo junto a la educación que recibimos. La formación es un valor que debemos siempre tener muy presente, ya que es la mayor carta que nos representa en toda solicitud si queremos ser aceptados en todas las exigencias sociales, va de la mano con la competitividad.
12)   El carácter: Nos permite mantener que un sí, es si, y que un no, es no, nos da distinción, respeto hacia los demás por la decisiones firmes que mantenemos, al no dejarnos influenciar, manipular por los demás.
13)   EL Control: Es la capacidad de reconocer todo lo que pasa en tu entorno, te auto observas interior y exteriormente, para determinar o tomar una decisión en los quehaceres personales, familiares, sociales, laborales, evitando que las cosas se nos escapen de las manos, o se desvíen.
14)   El Criterio: Virtud que nos permite demostrar juicio y discernimiento, apegados siempre de una verdad absoluta, apreciando las decisiones que tomamos sobre alguna cosa.
15)   La Perfección: Nos da la sabiduría, la paciencia, la perseverancia de hacer lo mejor posible, con superación y eficacia todo nuestros quehaceres habituales, sociales, laborales, o en la construcción, reparación de alguna cosa.
16)   El Respeto: Es la base fundamental para las convivencias sana, pacíficas entre los miembros de la sociedad, es un valor que permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades de prójimo, su derecho, sin discriminación.
17)   La Prevención: Es la virtud que nos permite estar advertidos con anticipación sobre lo que puede suceder, por la experiencias que hemos ya vividos, nos da la oportunidad de estudiar las señales, indicios, estadísticas, y contar con las medidas de lugar para su posibles soluciones.
18)   El Agradecimiento: Es la virtud que desprendemos en un nuestros sentimientos al estimar un favor, o un beneficio que alguien nos ha concedido, cuando somos agradecidos tratamos de mantener un afecto a través de las buenas relaciones, o damos algo a cambio.
19)   La Cortesía: Es la virtud en que demostramos la buena educación, formación, al manifestar atención con vocación de servicio, respeto, afecto hacia otras personas conocidas o no, en todos los ámbitos sociales.
20)   El Desprendimiento: es la virtud  que no nos deja obrar con apego a algo, mostramos desinterés por cosas materiales. Utilizamos correctamente nuestros bienes evitando estar apegados a ellos, aunque implique ponerlos al servicio de los demás, o perderlos.
21)   La Justicia: Depende de los valores de la sociedad, y las creencias individuales de cada persona, es la virtud de darle a cada uno lo que le corresponde o pertenece, en función de su derecho con la equidad o la razón, lo justo.
22)   Liderazgo: Es la habilidad o capacidad que tiene un hombre o una mujer para influir, inducir, animar, motivar, para llevar a cabo un determinado fin, con entusiasmos, voluntad, demostrándolo continuamente en sus ejemplos, sus virtudes, sus valores morales, éticos, cívicos, humanos, hacia los colaboradores y su sociedad.

Como representante de la institución Formación Ciudadana OFC, la cual te exhorta con un grito de eco incesante, que hagas tuya todas estas reflexiones, estas virtudes humanas, uniéndonos, impulsándonos socialmente para readquirir, rescatar, aportar, la felicidad social, la solidaridad, la seguridad, la paz, la humildad, el amor al prójimo, el bienestar, el bien común, convirtiéndonos en una sociedad ejemplo a seguir, orgullosos de volver a sentir el deseo, la satisfacción de decir, vivo en mi pueblo, mi comunidad, mi campo, mi tierras Quisqueyanas.

Al valorar este análisis reflexivo, asumiendo las soluciones, estaremos aprovechando la oportunidad de contribuir en hacer algo por nuestras buenas relaciones sociales, la educación familiar, la calidad de estudio para ser estudiantes, bachilleres, universitarios, profesionales. Honrando el sacrificio que con amor, valor, coraje, honestidad, principios, heredamos de nuestro padre de la patria JUAN PABLO DUARTE Y DIEZ, que dio todo por fundar la REPÚBLICA DOMINICANA una nación donde impere las buenas costumbres, los principios morales, éticos, cívicos, con justicia social, libre y soberana por siempre… 

Para que como sociedad logremos avanzar civilizadamente en la conformación de los ciudadanos para ser cada vez mas dignos, capaces, útiles, potables con sentido de vocación de servicio a su nación, a sus familias.

Luciano Homero Vásquez Riveros