Páginas

"DIME QUE CLASE DE CIUDADANO (A) ERES Y TE DIRÉ EN QUE SOCIEDAD VIVES"

Translate

Una razón fundamental del porque son tan necesarios los valores morales

Una razón fundamental del porque son tan necesarios los valores morales

Esto es una observación REFLEXIVA!!!

En las últimas décadas hemos notado, que cuando se están elaborando programas educativos para los integrantes de las  familias, escuelas, colegios, se basan en las asignaturas como la lengua española, la matemática, las ciencia sociales, la biología, la geografía, los idiomas, entre otras.

Olvidando la materia tan imprescindible como es la MORAL Y CÍVICA, como parte del programa educacional en general.

Este olvido, este abandono, que ha afectado a las familias, la juventud, sociedad en general EN LA ACTUALIDAD, por una serie de incapacidades desde las autoridades educativas, que por razones manipulativas, han aislado en APROXIMADAMENTE cinco generaciones las enseñanzas hacia los futuros hombres, mujeres, en las normas morales, los principios éticos, los valores cívicos, VALORES MORALES, QUE NOS DAN LA CAPACIDAD PARA DISCERNIR ENTRE EL BIEN Y EL MAL, DE LO CORRECTO A LO INCORRECTO, DE LOS JUSTO A LOS INJUSTO, y a su ausencia nos han llevando a un daño completamente sentido, palpitado por nosotros mismos, siendo víctimas por las ignorancia delos jefes de familias al no poder educar en estas normas, principios, costumbres, disciplinas, donde los mayores afectados son nuestros hijos, niños, jóvenes estudiantes, sociedad en general.

Estos abandonos participativos, estos descuidos sociales, junto a la poca visión del futuro social en armonía de la nación, que desde hace años han colaborado las autoridades, y su fuerza motriz de formadores, facilitadores, en un alto porcentaje, que no han tomado en cuenta LA MORAL Y CÍVICA como materia básica, fundamental, esto nos hace culpables o  no!
Somos cómplices de las grandes consecuencias, las grandes problemáticas, los grandes conflictos sociales que nos conllevan a los males que están catastróficamente afectando a la sociedad en general, donde muchos adultos, mayores, participamos en la complicidad de aun mantener en aumento tal abandono, tal descuido.

EN UN SILENCIO CIRCUNSTANCIAL. 
ESTA EDUCACION MORAL, ÉTICA, CÍVICA.

Por lo cual;
Si a un niño, a un joven, a un ciudadano (a), un estudiante, nunca se le han enseñado LOS VALORES MORALES, los principios éticos.

¿De qué manera podrían discernir entre la diferencia del bien y el mal, de lo correcto a lo incorrecto, de lo justo a o injusto, en sus diferentes circunstancias, decisiones, hechos, que se les presentan en sus vidas?

Al momento de REFLEXIONAR sobre esta pregunta, podemos notar el porqué de tantos descontroles inhumanos, inmorales, que crean las adiciones, las violencias, los irrespetos, las corrupciones, las criminalidades, los embarazos no deseados entre adolescentes, entre tantos males, conflictos sociales que cohabitan en nuestra sociedad dominicana, la cual esta desprotegida por no contar con actitudes, comportamientos, ejemplos MORAL, ÉTICO, CÍVICO, en la inmensa mayoría de sus ciudadanos (as)

Entonces como entender, tomar conciencia de lo fundamental, de lo básico, de lo esencial, que significa educar, enseñar, inculcar, orientar, asesorar, con las normas morales, divinas, éticas, cívicas, demostrándolas en palabras y hechos en todas nuestras actitudes, acciones como ejemplos en nuestro diario vivir.

Es importante saber, y que nuestros mas jóvenes lo asimilen, que el concepto de Valores lo originaron principalmente los antiguos griegos que lo definieron como algo establecido en toda acción humana de una manera general, por lo que no existía divisiones del término, con la influencia del tiempo junto a las experiencias de la historia fueron especializando sus estudios sobre los valores, los que le permitió crear los diferentes tipos de valores (Valores morales, valores religiosos, valores económicos, valores estéticos, valores intelectuales, valores humanos, valores sociales, etc.) que hoy conocemos, encargándose la filosofía de relacionarlos con las diferentes disciplinas a través de las ciencias.

Los VALORES en general son cualidades MORALES que todos absolutamente todos con la capacidad del raciocinio poseemos.

Son LOS VALORES MORALES que nos dan las condiciones de ser mejores seres humanos para sí mismos, para con los demás, dándonos cualidades humanas como son;
La humildad, la piedad, la bondad, el respeto, la honestidad, la honradez, la dignidad, la solidaridad, la generosidad, la libertad, la responsabilidad, la identidad propia, la autoestima, la nobleza, la valentía, la integridad, la laboriosidad, el amor, la tolerancia, la justicia, la paz, la humanidad, la lealtad, la perseverancia, la paz, la felicidad, la bondad, la prudencia, entre otras cualidades.

NOS DAN LA SENSIBILIDAD HUMANA, PARA CUIDAR Y PRESERVAR LA VIDA, pues así lo demostramos en todo lo referente al género humano al relacionarnos en las diferentes circunstancias.

Estas NORMAS MORALES son tan necesarias, y más aún para estos tiempos de conflictos sociales, de crisis confusiones en los sentimientos humanos, que estamos desplazando por lo artificial, lo material, de una manera tan natural, por lo que es vital contar con sus enseñanzas milenarias, a través de programas especializados, de fomentación, asesoramientos, orientaciones, para las familias, centros de estudios, sociedad en general.

Que nos concienticen a todos los ciudadanos (as) en general, conllevándonos a las familias, organismos competentes, sociedad en general, a ponerlos en prácticas, inculcándolos, enseñándolos hacia sí mismo como a todos SIN IMPORTAR CONDICIÓN SOCIAL, a lo largo y ancho del territorio nacional, con impulsos sociales, adaptándolos a los nuevos tiempos, modernos, tecnológicos, los cuales encajan perfectamente en la competitividad evolutiva DE LA HUMANIDAD.

Estos instrumentos sociales son de un beneficio incuestionable para;
Nuestras familias.
Nuestros niños.
Nuestros jóvenes.
Nuestros estudiantes.
Nuestra sociedad en general, presente, futuras generaciones.

Que beneficioso, que alegre, que armónico, que saludable seria, si hoy en día nuestras actitudes, nuestras acciones, nuestros ejemplos, basados en las normas morales, divinas, éticas, cívicas, existieran en lo más posible en nuestra sociedad.

Que felices serian las familias, nuestros hijos, los niños, nuestros jóvenes, nuestros amigos, allegados, que sociedad más digna, capaz, apta para vivir, diríamos y dirían, una nación competitiva, de hombres, mujeres útiles, potables, con vocación de servicio, SOCIEDAD EJEMPLO A SEGUIR.

DESPERTEMOS!!!
Vamos a la realidad, por el momento solo es una pobre e ilusa imaginación, que nos envuelven en un sueño anhelado que al despertar nos hacen chocar con nuestra realidad, que nos entristecen sumisamente e impotentemente por la descomposición, distorsiones morales que hemos dejado formar, desarrollar, adaptar, en la sociedad que desarrollamos nuestras vidas.

LOS VALORES MORALES son propulsores de cambios y transformaciones, ASÍ LO DICE LA HISTORIA.

Son la base de nuestras convivencias sociales como personales, es nuestro deber como derecho mantener las esperanzas de convivir con los beneficios que nos ofrecen a toda la HUMANIDAD.

Por nuestras República Dominicana, por el orgullo de ser quisqueyanos (as).

Instrumentos sociales para las armonías entre todos

Los valores morales, éticos, cívicos, son instrumentos necesarios para las soluciones de los conflictos sociales, que nos afectan en la actualidad de una manera desproporcionadamente inhumana entre todos, y este mal social ha hecho su mayor victima a nuestros jóvenes.

Es de nosotros los ciudadanos mayores, adultos, como lideres de esta generación, que depende el cambio de los ejemplos inmorales, como si fueran ejemplos correctos a seguir.

Reaccionemos a nuestra mala calidad de enseñanzas educativas, orientativas,  asesorativas, sobre los valores morales, divinos, éticos, cívicos, hacia nuestras familias, niños, jóvenes, sociedad en general.

Dediquemos un momento en pensar que sera de nuestras  futuras generaciones si le transferimos esta distorsionada sociedad moralmente, eticamente, civicamente.

Es nuestro deber como mayores, asumir nuestro derecho, obligaciones, para readquirir la educación correcta, reafirmando, levantando nuevamente nuestros valores morales, éticos, cívicos, en todo nuestro territorio nacional, sintiéndonos orgullosos de educar, orientar, asesorar correctamente a nuestras familias, niños, jóvenes, sociedad en general, en estas valiosas costumbres, principios, normas, disciplinas, combirtiendonos en instrumento sociales para las soluciones de los conflictos, males sociales que están afectando a nuestras familias, sociedad.

Así seremos ejemplos como ciudadanos quisqueyanos.
                           
                            Yo, tu, ellos, ellas todos podemos.

Que nuestro Dios todopoderoso interponga su mano bendita en toda nuestra conciencia ciudadana, amén.