Páginas

"DIME QUE CLASE DE CIUDADANO (A) ERES Y TE DIRÉ EN QUE SOCIEDAD VIVES"

Translate

La perdida de la sensibilidad humana a causa del descontrol moral ético cívico

La perdida de la sensibilidad humana a causa del descontrol moral ético cívico 

En nuestros múltiples artículos que hemos escritos para todos (as), que de una u otra forma, han podido leerlos, palabras escritas los mas sencillamente posibles para su correcto entendimiento, como provecho de lo expresado.

las cuales siempre estarán dirigidas al sentido de la conciencia ciudadana colectiva, para su reacciones que nos conlleven a reflexionar, compartiendo, asumiendo sus enseñanzas, o a la vez por alguna razón ajena a la voluntad moral, ignorando lo expuesto.

Estas reflexiones que nos esclarecen sobre la nebulosa realidad en la que se encuentra nuestra sociedad a nivel nacional, por la mala calidad educativas, orientativas, asesorativos en la MORAL, ÉTICA, CÍVICA.

Hacia nuestras familias, niños, jóvenes, sociedad en general.

Y a falta de estas fundamentales formaciones ciudadanas, hoy en día nuestras familias, relacionados o nosotros mismos, hemos sido víctimas de alguna manera de un atentado violento, de un irrespeto, de un acto delincuencial o criminalidad, entre tantos terribles inhumanos conflictos, males sociales, causados por las descomposicion moral que los mayores, los adultos, hemos dejado formar conscientemente , inconscientemente, o mas bien podría ser manipulada por algún modelo de sistema impuesto por sectores poderosos.

Es precisamente estas descomposiciones sociales, las que nos han hecho dejar en un olvido participativo, impuesto por aquellos que se dicen ser patriotas, nacionalistas, dolientes del bien común, del bienestar con justicia social, progreso, desarrollo de la patria, como de adquirir cualidades intelectuales, morales, eticas, cívicas, científicas.

Cualidades que de asumirlas nos conllevarían a un real avance nacional participativo, asegurándoles a los ciudadanos (as), una palpable calidad de vida, garantizando las prioridades básicas fundamentales para nuestras familias, que nos colocarían en un nivel competitivo con las naciones mas desarrolladas. Pero aun es una ilusión, pues este olvido participativo impuesto por los que nos dirigen, nos hacen cómplices a tantos ciudadanos (as) quisqueyanos, que por sus ausentadas, manifestadas formación de una cultura, educacion MORAL, ÉTICACÍVICA, nos envuelve en un sutil sueño programado, que nos tienen estancado en un presente cada vez mas inmoral, mas corrupto, donde lo estamos asumiendo, y a la vez transfiriéndoles hacia todos los demás, fundamentalmente a nuestros hijos, niños, jóvenes.

Son estos ejemplos inmorales, inhumanos, violentos, criminales, corruptos, irrespetuosos, etc. 

Que aceptamos en el día a día de una manera sumisa e impotente, cada vez que somos víctimas de estas descomposiciones moral, etica, cívica, que se manifiestan en las autoridades, o el que tiene mas poder, y estas anomalías, estas descomposiciones humanas, nos llevan  al sueño circunstancial, alejándonos en vislumbrar el futuro para cada ciudadano (a), donde puedan ser parte del desarrollo, progreso de la nación, con justicia socia.


Y estas condiciones injustas marcadamente arrastran a los mas jovenes.

Es por todo esto que se hace necesario, vital, para el bien común, encaminar a nuestra nación por el desarrollo competitivo, acordes a los nuevos tiempos de avances, desarrollo humano, donde la evolución moderna, tecnológicas, no permiten atrasos, sino avances.

Pues el atraso lo marcan los gobernantes, los que dirigen los pueblos, la nación, la patria, donde habitamos.


Y la República Dominicana, se ha quedado obsoleta, estancada, al crear cada vez más necesidades, ineficiencias ciudadanas colectivas, que nos empobrecen ampliamente, descontrolablemente, a los dominicanos (as) mas desprotegidos, que no obtienen condiciones dignas, participativas en el progreso, en el desarrollo propio.

Pues lo injusto del sistema, del descontrol educativo MORAL, ÉTICO, CÍVICO, es que el progreso, el desarrollo, las riquezas, se queda en la minoría de los dominicanos (as) que nos están dirigiendo, que cada vez mas notamos que se enriquecen, empobreciendo a un pueblo, que lo mantienen sumido en una ignorancia, inmoralidad, corrupción colectiva desde hace décadas, es por lo tanto que debemos reflexionar por el futuro de las generaciones, en cambiar esta catastrófica realidad, perjudiciales al desarrollo, al progreso de los mas vulnerables, que son la inmensa mayoría de los dominicanos, 

Es por lo que urge adquirir a través de la educacion las cualidades, virtudes, que nos hacen discernir del el bien y del mal, de lo bueno y lo malo, de lo correcto y lo incorrecto, de lo justo a lo injusto, en todas las circunstancia, conflictos, toma de decisiones, responsabilidades, deberes, derechos, que se nos presentan en nuestros desarrollos del ciclo natural hacia la vejez, ocupando nuestros roles sociales, familiar, personal, laborales, las cuales agotamos en los diferentes procesos de nuestras vidas terrenales.

 
Es esta educacion MORAL, ÉTICA, CÍVICA, que nos dan orgullo para que respetamos, valorar las leyes, normas, principios, costumbres, disciplinas, cuidando nuestro ecosistema
 
Respetando en un alto grado el derecho a la sana y libre vida de todos, de todas, sin atentar contra la conciencia humana, nuestras vidas propias, así como las de los demás, sin importar si los conocemos o no, ni las circunstancias de la sociedad en que nos desenvolvemos, adquiriendo el temor de hacer actos indebidos que nos conlleven a ser inconscientes, indolentes, antes de dañar o quitar al prójimo sus pertenencias, el disfrute de nuestros recursos naturales, que nos ofrecen, que en la actualidad estamos demostrando que no valoramos como seres vivos, sentimentales, pues le damos mas prioridad a lo material, artificial.
 
Es aquí donde entra la importancia de la MORAL, ÉTICA, CÍVICA, para el cambio de estos conflictos, males sociales, los cuales crean la pérdida de la sensibilidad humana.

Esta educacion indispensable es tu decisión, es la decisión de cada uno de nosotros los adultos, los mayores, los formadores, las familias, los dirigentes, pues los instrumentos, los medios para las correcta educacion desde los tres pilares de la formación de ciudadanos que son las familias, centros de estudios, sociedad general, están creados.
 
No hay que improvisar!!!
 
Es con actitud, decisión, firmeza, trabajando unidos, en palabras, hechos, ejemplos palpables, reales, asumiéndolos con valor, coraje, a través de nuestros comportamientos morales, éticos, cívicos.
Contribuyendo, aportando, todos juntos, unidos lo más posiblemente hacia los mismos fines, en hacer realidad la construcción, la edificación, la conformación, de estrategias, proyectos, de un sistema participativo nacional basado en educación, orientaciones, asesoramientos correctos, demostrando resultados positivos, influyentes, idóneos, ideales, basados en las normas morales, los principios éticos, los valores cívicos, dirigidos a los estudiantes, arrastrando a las familias, sociedad en general, sin importar raza, edad, sexo o condición social.
 
Pensemos por un momento, recurramos al sentido de la reflexión;
Por la preservación y cuidado de nuestras vidas…
Por nuestras familias…
Por nuestros niños…
Por nuestros jóvenes, próxima generación…
Por el bien común…
Por las relaciones con el prójimo en felicidad, que muchos vivimos y extrañamos…
Por nuestras lamentables victimas mártires...
Por nuestras necesidades básicas, fundamentales...
 
Por nuestra amada República Dominicana, la cual tiene las condiciones, los mecanismos, para formar Quisqueyanos (as), dignos, capaces, hombres, mujeres, potables, útiles, con sentido de vocación de servicio a la sociedad, para el desarrollo, progreso propio junto a todos.
 
Yo, tú, ellos, ellas, uniéndonos cada vez más, podremos contribuir con las transformaciones sociales basadas en las normas morales, los principios éticos, los valores cívicos.

Que nuestros Dios todopoderoso interponga su mano bendita en toda nuestras conciencias ciudadanas, amén.