"DIME QUE CLASE DE CIUDADANO (A) ERES Y TE DIRÉ EN QUE SOCIEDAD VIVES"

Translate

sábado, 26 de octubre de 2013

La manipulación extranjera o la desconsciencia patriótica Quisqueyana con la isla, las dos naciones hermanas (Rep. Dom. y Haití)


¨A quien pueda interesar¨

En vista de los acontecimientos que desde finales de los años 60 a la actualidad de nuestra nueva era dominicana, que a través del tiempo observamos una serie indeterminada de acciones, actitudes, ejemplos violentos, salvajes, desforestaciones, tentativas que perjudican las relaciones internacionales, bajo las normas, leyes establecidas en nuestra República Dominicana. 

Leyes, normas, que se han convertido en regulaciones internacionales, diplomáticas, fronterizas, migratorias, ineficientes, anarquistas, donde no estamos respetando el sentido por lo que han sido escritos estos artículos protectores de la seguridad, soberanía, de todo el territorio nacional, deshonrando la dignidad de la patria Dominicana, por lo que tanto lucharon y dieron sus vidas nuestros mártires, padres de la patria; 
Juan Pablo Duarte y Diez
Ramón Matías Mella
Francisco del Rosario Sánchez

Y al no tomar en cuenta lo que escrito está en la constitución reguladora, decisiva, de nuestro accionar como estado libre y soberano.

Irrespeto MORAL, ÉTICO, CÍVICO que cada vez se incrementan, con la peligrosidad de las acciones en palabras y hechos, de muchos quisqueyanos que dicen sentirse patriotas, nacionalista, los cuales atentan contra las leyes, normas. Influenciados por sus raíces, como por nuestros vecinos, específicamente de las mayores potencias mundiales que tienen indiscutibles lazos para decidir, manejar, conducir, nuestros destinos como nación.

Y esta manipulación hacia los diferentes gobiernos, dirigentes sociales, que por décadas se han dejado utilizar es, en este estado de derecho representativo que nos rige, que los ciudadanos (as), solo podemos observa las decisiones, si poder participar en esas decisiones que nos puedan afectar.

Por lo tanto debemos salir de las hipnosis, las ignorancias colectivas, que nos han sometidos por décadas, tan estratégicamente eficientes, que nos hacen estar desentendidos de las realidades sociales que nos perjudican, como por ejemplo las circunstancias en que se encuentra nuestra soberanía nacional.

Patria nuestra que se ha quedado estancada en vía de desarrollo, lejos de ser sub desarrollada.

Y en vista muy personal que me hace comprender por una serie de estudios, observaciones socio económicas, culturales, que nos alejan de la seguridad ciudadana, comportamientos, actitudes, ejemplos morales, éticos, cívicos, que están ausentes en el proceder de las diferentes clases sociales, fundamentalmente de quienes nos dirigen, que bien demuestran la amplia corrupción, inmoralidades, impunidad, que existe en nuestra nación, la cual se encuentra determinada a ser un estado fallido, por las persistentes ineficiencias, infuncionalidades estatales, a través de su calidad de servicios.

Situación nefasta que aun no asimilamos, percibimos por la generalidad ciudadana, donde  de seguir así, en un tiempo no muy lejano las anarquías estatales de la nación con sus inmensas deudas externas e internas, que se encuentran en un aumento incontrolables,  sin vislumbrar un medio alternativo para retribuir o regularizar tales deudas externas.
El descontrol del gasto público, que no existen medios morales, éticos,  que los controle.
El descontrol del recurso humano, que propician los irrespeto a las leyes,  a las normas, a los principios, costumbres, disciplinas, normas reguladoras del comportamiento de cada ciudadano (a), para relacionarnos satisfactoriamente en este estado de derecho democrático que nos rige.
La inaccesibilidad de las prioridades fundamentales para las familias vulnerables de vivir dignamente, poder formar hombres, mujeres, potables, útiles, dignos, capaces, consentido de vocación de servicio a su patria,
Estas inaccesibilidades son;
Alimentos potables, asequibles para las familias más vulnerables.
Un programa de salud preventivo de enfermedades, seguridad médica garantizada para nuestras familias, ancianos, niños, jóvenes de todas las clases, extractos sociales de la nación.
Educación integral, ideal, eficiente, calificada, moral, ética, cívica, garantizada, competitiva para los niños, jóvenes, adultos.
Viviendas asequibles, que se garanticen a las uniones familiares de todos los extractos sociales.
Posibilidad de ofertas de empleos dignos, que vallan acorde con la canasta, seguridad, recreación familiar, plan de viviendas.

Pues son todas estas observaciones, realidades sociales, que nos llevaran en un determinado tiempo, sino transformamos esta dolorosa, terrible realidad, negativas para nuestras familias quisqueyanas, para la soberanía nacional, el orgullo de la patria.

A constituir a la República Dominicana, en un estado fallido, siendo nuestra soberanía representada por potencias mundiales, que influyen para los propósitos que bien podemos observar para con la isla a través del proyecto que tienen ejecutando desde hace ya 5 décadas.

Circunstancias que nos han hecho perder el valor patriótico, el valor nacionalista, las normas morales, los principios éticos, los valores morales.


Te toca reflexionar!!! A manera de consciencia…

Que nuestro Dios todo poderoso interponga su mano bendita en toda nuestras conciencia ciudadana, amén.


lunes, 2 de septiembre de 2013

El efecto de la corrupción en la sociedad en general

Desde una perspectiva general, exponemos para conocimientos de todos (as) el significado de CORRUPCIÓN, asumiendo una postura para contrarrestar el alto porcentaje de los ciudadanos (as), que desconocemos sus consecuencias, sus efectos, que se derivan de nuestras actitudes, comportamientos, ejemplos,  los cuales están incrementando alarmantemente los conflictos, males sociales.
 
La palabra CORRUPCIÓN se deriva del latín corruptus, que significa romper, destruir. 
 
Entonces la CORRUPCIÓN destruye, rompe, corrompe la confianza hacia un amigo, en la unión familiar, en la colectividad laboral, como muy fundamentalmente a nuestra dignidad personal, la cual demostramos en los ejemplos sociales que asumimos en nuestras diferentes responsabilidades que nos tocan.
 
Podemos definirla de la siguiente maneras la corrupción es una acción ilegal que por sus consecuencias es un acto ilícito. 
Es una accion o acto, que cambia la naturaleza de una cosa, transformándola en desagradable, mala o degenerativa.
Es la acción de una persona física o jurídica, alterando un proceso, afectando el acto para beneficiarse en cualquier sentido pecuniario, material o de poder.
 
Es un mal social, que trata de corromper a todos los ciudadanos, que sean susceptibles o puedan ser manipulados para mantener un estatus corrupto.
 
Es la acción y efecto de corromper, de alterar, de viciar.
Es un mal social que se propaga como una enfermedad, que crece cada día mas, corrompiendo las actitudes, las acciones, los ejemplos de los que estamos propensos a la ignorancias por la poca formación, educacion, como las ambiciones desmedidas, debilitando, ausentando, las virtudes, cualidades, que nos dan los valores morales, los principios éticos.
 
En resumen podemos concluir estas definiciones de tal manera que podemos decir que lcorrupción es;
Todo lo que es ajeno a la voluntad moral, conscientes o inconscientes, que nos hacen corromper como hombres y mujeres sociabilizándonos, afectando la dignidad de las familias, de la nación, de la sociedad, de la patria, del pueblo, ES CORRUPCIÓN.
 
Como ciudadanos en general debemos saber, asumir, que solo existe una manera de ser buenos ciudadanos (as), y muchas de ser malos ciudadanos (as).
 
Entonces según lo escrito LA CORRUPCIÓN es tan amplia que ha logrado introducirse en nuestras actitudes, acciones, ejemplos, de una manera que hasta el que se hace sentir o decir estar excluido de tal mal social, alguna vez ha participado o experimentado algún hecho de CORRUPCIÓN propio o ajeno.
 
Por lo tanto;
Existen muchas posibilidades latentes que nos hacen ser posibles potenciales, víctimas de volver a participar o observar en cualquier momento un acto o acción de corrupción, es por esto que se hace necesario unirnos como sociedad con la necesidad nacional, para educar, inculcar LOS VALORES MORALES, ÉTICOSCÍVICOS, a nuestras generaciones, ya que son el único instrumento social para ser hombres y mujeres correctos, contrarrestando los conflictos, males sociales, que emanan de la corrupción e inmoralidades, que evitan que nuestras jóvenes generaciones asuman la distorsiones moral, eticas, cívicascomo algo natural, normal, correcto, aceptado.
 
Pues un ejemplo de este mal es, que en muchas ocasiones observamos como nuestros niños cuando regresan de los centros de estudios, tienen útiles escolares o algún objeto que no es de su pertenencia y se lo aceptamos sin replicar.
 
Son momentos de sincerisarnos con nosotros mismos en lo mas posible, comprendiendo que LA CORRUPCIÓN no está ausente de nuestras acciones, ejemplos, como padres, madres, familias, dirigentesgobernantes, profesores, maestros, ciudadanos en general.

Y a la vez aceptar que las motivaciones que nos conllevan a corrompernos por la corrupción en lo general son;
-          La codicia.
-          La avaricia.
-          La ignorancia.
-          El deseo de llenar un vacío por bienes materiales.
-          Los bajos salarios.
-          Una falta de educación moral, etica, cívica.
 
Y estas motivaciones influyen, transfiriendo los sentimientos humanos, por las cosas superficiales, artificiales, materiales, que equivocadamente asumimos como necesidades prioritarias.
 
Todas estas razones son motivos de sobras para reflexionar, asumiendo como  prioridad nacional programas, proyectos educativos, que lleguen a las familias, niños, jovenes, que se rencuentran en situaciones de vulnerabilidad, conllevando al gobierno a través de los ministerios, instituciones civiles, privadas, a ser la fortaleza impulsadora para una educacion de calidad, basada en orientaciones, asesoramientos, enseñanzas en los buenos principios, costumbres, disciplinas, normas, ASUMIENDO LA REALIDAD QUE SIN SU APROBACIÓN   ES IMPOSIBLE PROYECTARSE.
 
Unidos como estado, sociedad, familias, tomando como norte los trabajos sociales que hemos estado realizando por las diferentes provincias de la República Dominicana, desde hace años, mediante el proyecto nacional "Aportando los valores morales, éticoscívicos".

Donde procuramos las reflexiones ciudadanas para que asuman en palabras y hechos, las virtudes, cualidades que nos ofrecen la moral, la etica, la cívica, l
ogrando volver a retomar la materia moral y cívica, como básica fundamental.

Esta es la forma mas alternativa de hacer efectiva rápidamente, lograr reducir a los más bajos estándares, los altos índices que nos colocan en los conflictos, males sociales, como sociedad, afectando a cada ciudadano (a), a las familiares de una manera desproporcionada.
 
Con todas estas medidas, programas, proyectos, participación, uniones sociales, aseguramos una digna, capaz sociedad, en un periodo máximo de 10 años, donde nuestros hombres, mujeres quisqueyanos, se formaran con sentido de vocación de servicio, útiles, potables, dignos, capaces, para que ocupen nuestros lugares, en sus responsabilidades, roles sociales, es nuestra responsabilidad formar las generaciones.

 Es un prioridad como subsistencia humana!!!
Una sociedad civilizada procura el bien de todos sus integrantes, la buena formación, seguridad de los niños, jóvenes, familias, porque no podemos nosotros como patria dominicana, contamos con el deber, los derechos, para con la patria, uniéndonos por una mejor sociedad, que nos conllevaría a la fluidez del bien común, al progreso, desarrollo, equidad, justicia, de la República Dominicana.
 
Colocando al país en la competitividad científica, intelectual, productiva, en beneficio del pueblo.
 
Y esta sociedad modelo la podemos lograr cuando asumamos, reflexionando en los inmensurable que significan los valores morales, madre filosófica de toda ciencia que procura, regula, los comportamientos, haciéndonos mejores seres humanos, discerniendo del bien y del mal, de lo correcto a lo incorrecto, de lo justo a lo injusto, en todas nuestras diversidades que se nos presentan en la vida.
 
YO, TU, EL, ELLA, ELLOS, TODOS, TODAS.
Tenemos las condiciones para que sea una realidad, así nos acercaremos a los resultados positivos de estos nobles proyectos educativos, que beneficiaran a nuestros hijos, niños, jovenes, que necesitan conocer, asumir, adaptar, a los nuevos tiempos de tecnologias, modernos, intercomunicativos, la MORAL, ÉTICA, CÍVICA. 
 
Que nuestro Dios todo poderoso interponga su mano bendita en toda nuestras conciencia ciudadana, amén.



sábado, 24 de noviembre de 2012

Diez conocimientos anti corruptivos adecuados a nuestra realidad social

Es deber del lector como parte de una sociedad que desea ser cada vez  más justa, armoniosa para todos los dominicanos (as).
Si seguir permitiendo la corrupción,
O ser parte de la solución…
Primer conocimiento
Conocer nuestros derechos ciudadanos:
En una sociedad constituida en un estado de derecho como es la nuestra, es deber de cada ciudadano conocer sus obligaciones personales, así como los derechos que nos confiere nuestra Constitución; 
Por esto, si queremos combatir la corrupción nuestro primer paso será, adquirir los conocimiento de estas obligaciones como los derechos que nos otorgan las leyes como ciudadanos democráticos.
Identificando todas las acciones que son permitidas en la sociedad, así como aprender a ejercer nuestros derechos sin incurrir en actos arbitrarios.
Segundo conocimiento
Respectar las normas sociales:
Cuando logremos plenamente identificar nuestros derechos como deberes, nos será más fácil entonces, respetar las normas establecidas en los diferentes sectores sociales de la nación.
Es decir;
El dar cumplimiento a nuestras responsabilidades sin hacer actos de irrespeto, se dará muestras de obediencia a ley, y se comenzarán a realizar acciones que vayan acordes con los valores morales y éticos; respetando la libertad propia como la de los demás.
Tercer conocimiento
Ser parte del ejemplo ciudadano:
Al crear conciencia de nuestras acciones, debemos comprender nuestra obligación con los más jóvenes, ya que son los futuros dirigentes de las generaciones próximas.
Es decir;
Serán ellos los responsables de dirigir nuestro país así como de ser ejemplos de conductas para nuestros hijos (as), niños del mundo, futuras generaciones.
Es por lo tanto;
Que debemos ser cuidadosos con nuestras prédicas como acciones para con ellos, evitando nosotros los mayores, ser parte de la destrucción moral como el atraso social que crea la corrupción, es nuestro deber identificar nuestros valores sociales, actuando con precisa responsabilidad, encaminándolos con nuestros ejemplos conductuales basados en las norma morales como éticas.
Es prioridad entender que somos ejemplos de comportamientos, de actitudes, de conductas así como expresiones hacia los más jóvenes, en sus procesos de desarrollos como hombres y mujeres del futuro.
Por lo tanto;
Es obligación de todos los ciudadanos (as) mayores, el cuidar y velar por su integridad e ingenuidad, educándolos, orientándolos, asesorándolos correctamente sin adoptar bajo ningún nivel como por ningún motivo, conductas de corrupción o actos inmorales que puedan desorientarlos.
Resulta en ocasiones vergonzoso que los más pequeños sean quienes enseñen a los adultos a no incurrir en conductas corruptivas, pero a la vez es una esperanza alentadora que estas nuevas generaciones visualicen un mejor país

Por esto seamos ciudadanos (as) dignos como capaces, sintiéndonos orgullosos de ser el ejemplo de nuestras futuras generaciones dominicanas.
Cuarto conocimiento
Identificar los actos de corrupción:
Para combatir los actos inmorales que crean las corrupciones, hay que conocerlos primero.
Es en este orden de ideas que las responsabilidades como ciudadanos (as) conscientes de nuestra cruda realidad en la que han sumergido los corruptos nuestra nación, nos obligan a identificar qué acciones son conductas de corrupción para entonces estar en posibilidad de evitarlos.
Es nuestro deber como derecho cooperar con el desarrollo y progreso de nuestra patria. 

Además cuando otros realicen actos de corrupción, debemos identificarlos como denunciarlos sin dejar por ningún motivo, pasarlos por alto, sin hacer nada…
Quinto conocimiento
Nuestro compromiso social:
Es para la República Dominicana de suma importancia el compromiso que hacemos cada ciudadano (a) de manera personal, la cual debemos decidir de forma sincera, el acabar con los actos de corrupción, el desorden, la falta de valores morales y éticos, con la firme convicción de no seguirla fomentando.
Hoy quizás en el comienzo seamos unos cuantos, pero jamás seremos los menos.
Nuestros deberes como derechos nos obligan a ser cada día ciudadanos (as) más dignos y capaces con un alto sentido de la moral, la ética, lo que tendrá como consecuencia que en nuestra gran patria dominicana exista cada vez menos los corruptos.
Sexto conocimiento
Enfrentar la realidad comunicativa de nuestros medios:
Es una desagradable realidad que en lo general nuestros medios de comunicación como es la televisión, los periódicos, las emisoras y demás medios publicitarios o tecnológicos, resaltan o idealizan en sus programas como editoriales a los deshonesto (as), irresponsables, los indolentes que no les importa el daño que les ocasionan a los más desprotegidos, sin importarles el desarrollo del país, el bienestar social, sumando todo tipo de ciudadanos (as) sin escrúpulos, individuos que no miden sus acciones, carentes de la moral, de la ética como de los sentimientos tan precisos que son los valores divinos.
Es claro que esta clase de ciudadano (as) que no merecen ser dignas de ser admirados, ni prestarles ni siquiera la atención, más que para tomarlos de ejemplos para identificarles a todos los que dependan de nosotros, que significan los actos de corrupción e inmorales, y desde este punto de vista contribuimos a enfrentar tales medios de una manera positiva.
Orientando a nuestros jóvenes con clara visión de las consecuencias que conllevan el ser corrupto.

Ahora bien;
Realmente quienes deben ocupar nuestra admiración son todos los dominicanos (as) honestos (as), solidarios (as), trabajadores (as), ciudadanos (as) responsables, padres ejemplares, buenas madres, hijos respetuosos, funcionarios (as) públicos como privados que van a servir y no servirse…
Así como todo aquel ciudadano (a) que en su diario vivir actúan de la mano con los valores morales y éticos, estos dignos y admirables ciudadanos (as) si nos sirven como excelentes ejemplos para ser imitados.
Así rompemos con esa lastimosamente realidad en nuestra sociedad de que estos hombres y mujeres dignos ya no son tomados en cuenta.
Séptimo conocimiento
Prevención ante todo:
Es nuestro deber como derecho, el prevenir la corrupción que se propicia dentro de las dependencias públicas como privadas del estado.
Como es básico que cuenten con un orden adecuado de su personal; desarrollando tecnológicamente los mecanismos necesarios en cuanto a las documentaciones se refiere, evitando que un tercero haga uso inadecuado que conlleve a un provecho personal incurriendo así en actos corruptivos.
Como es deber del ciudadano, el cumplir con tiempo al pago de sus impuestos manteniendo el suficiente cuidado de todos los papeles o documentos que nos son y serán necesarios para realizar aquellos trámites que se ajustan a nuestro entorno de vida.
Así ahorraremos tiempo y sobre todo no incurriremos en actos de corrupción, evitando ser parte del atraso y desorden social que esto conlleva a nuestra sociedad.
Octavo conocimiento
Crear la cultura de la denuncia:
Es derecho de todos los ciudadanos (as) como partes integrales de la sociedad el cumplir con el deber a la denuncia. 

Este derecho lleva implícitos dos valores morales que son:
La valentía y la honestidad.
Cuando un ciudadano (a) hace uso de estos derechos, nuestra sociedad está obligada a reconocerlo como a privilegiar estas acciones positivas al desarrollo y progreso de la nación.
Son estos dos valores parte del cambio corruptivo, sin ellos será muy difícil el lograrlo.
Nuestra obligación y derecho es denunciar a todo ciudadano (a) corrupto (a) para que la sociedad y las autoridades se encarguen de juzgarlo. 

Así contribuiremos a fortalecer nuestros valores sociales, aportándoles a nuestros jóvenes, el ejemplo de ser ciudadanos (as) cada vez más dignos e admirables.
Sólo de esta manera podremos evitar que los corruptos (as) continúen haciéndole daño a nuestro país, a la sociedad en general.
Noveno conocimiento
La importancia de la unión y decisiones sociales:
Era imposible vivir en soledad, es por esto que el hombre y la mujer primitivos como medio de subsistencia se unió creando la sociedad, logrando a través de los años una mejor convivencia en armonía para su núcleo familiar con todos los demás.
Contrario a nuestra sociedad en la actualidad donde cada día estamos más desunidos, hasta tal punto que nuestras familias son las principales víctimas de este mal, producto de una serie de distorsionados actos antisociales como de acciones corruptivas e inmorales a la mano del mal manejo de la tecnología…
Es por esto que de una manera de contrarrestar tales desuniones es que se hace necesario sentir el deber ciudadano (a) como integrantes de la sociedad, en unir a nuestros círculos familiares, lo cual sólo puede ocurrir si tomamos decisiones en conjunto.
Es importancia para todos los ciudadanos (as) buscar la forma de fortalecer el ejercicio de participación social y de esta manera esteremos en condiciones colectivas de actuar contra las desuniones familiares, las acciones de corrupción e inmorales.
Como a la vez hacer entender a nuestras autoridades las necesidades que tenemos como sociedad que procura su derecho constitucional, en el cual deben estar garantizadas sus prioridades básicas para vivir libres de las tentaciones corruptivas, haciéndolas exigibles en su momento, mediante al derecho democrático ciudadano, que es nuestro voto de conciencia.
Décimo conocimiento
Decisión y firmeza:
Una vez que logremos asimilar estos diez conocimientos anti corruptivos, estaremos en capacidad de denunciar, evitar, percibir e identificar toda acción corrupta, así como a los que la cometen. 

Entonces actuaremos en conjunto con la firme convicción de adquirir el compromiso como el deber de trabajar por el bienestar de nuestra amada República Dominicana.
Contribuyendo cada ciudadano (a), a levantar la nación de este profundo abismo de corrupción donde la han sumergido los corruptos.
Es nuestra obligación como nuestro derecho en actuar acorde con la moral y la ética,  fomentando todos los ejemplos morales como éticos hacia nuestros jóvenes, futuras generaciones, no importando su edad, sexo o condición social.
Podría entenderse que nuestro deber es difícil, más nunca será imposible…

Nuestra mayor obligación es entender que somos nosotros los ciudadanos (as) los que contamos con la decisión del cambio.

De la inmoralidad a ejemplos correctos basados en los valores morales como éticos.
Que el Dios todo poderoso interponga su mano bendita en todas nuestras conciencias ciudadanas,
Amén.